viernes, 25 de enero de 2008

LA MISA DE LA ALEGRÍA

Si pinchan en el título de esta entrada tienen un enlace hasta la web de “La Misa de la Alegría”, obra del grupo sevillano Siempre Así. El estreno será en la Catedral de Sevilla el próximo día 3 de febrero, en una misa concelebrada por el Cardenal de la Diócesis.
No vengo aquí a hablar de las bondades de las letras, músicas y voces de este grupo de artistas, ni mucho menos y Dios me libre. No entiendo como para juzgarles, por muy benévolamente que lo hiciera. Razones para ser benévolo las tengo, pero no vienen al caso. Vengo con estas líneas a hablar de otra cosa.
Estamos viviendo un tiempo en el cual manifestarse públicamente como seguidor de ese Hombre que un día crucificaron es algo más que arriesgado. Es algo que quizás he dicho ya en alguna que otra ocasión y que “La Misa de la Alegría” de Siempre Así me pone en bandeja para volver a repetir. La frontera entre la política y la religión se hace cada día más estrecha por culpa de alguien, no sé de quién. Pero lo cierto es que decir “SOY CRISTIANO” te puede traer alguna que otra complicación en ciertos ambientes.
Los componentes de este grupo musical sevillano, que tantos éxitos llevan cosechando desde hace ya un buen puñado de años fuera de nuestras fronteras sevillanizadas, no han dudado un solo momento en poner en marcha esta obra. Por tanto, mi aliento a todos los que hoy día, sin careta o, por ejemplo, sin desprenderse el escudo de solapa de su hermandad al llegar a su centro de trabajo, apuestan por manifestar en público su condición religiosa.
A la Iglesia hoy le hacen falta más acciones como esta y menos actuaciones desde arriba que no calan profundamente hasta la verdadera “infantería”, que al final es la que la sostiene. ¿Qué las Iglesias están vacías? Bueno, es algo que habría que estudiar si es cierto o no, aunque también tendríamos que estudiar por qué se dice que las Iglesias vacías. También hoy le sobra a la Iglesia aquellos defensores de pacotilla, que más que defenderla lo que hacen es aprovecharse de la coyuntura para atacar al que está enfrente. Vean, si logran aguantarlo entero, alguna que otra tertulia o debate en Popular Televisión.
Mis felicitaciones al grupo Siempre Así por este gesto, al que seguro que tacharán de comercial. Poco importa esto, al menos a mí. Lo importante es que cale ese mensaje, que falta hace.




Le escuché decir un día a un sacerdote -precisamente- “a la Iglesia le hace falta un poco más de marketing”. Pues eso.

5 comentarios:

Carlos RM dijo...

Me uno a tu felicitación a Siempre Así; a mí este disco me lo dejaron los Reyes Magos. Y estoy en tu misma línea en tu visión del asunto religioso-político. Al final, yo siempre recuerdo aquello que le dijo el Señor a Santa Marta: "Marta, Marta, sólo una cosa es importante".

bogar dijo...

Estoy de acuerdo contigo,es cierto que en determinados momentos y sitios te puede traer complicaciones el decir "SOy CRISTIANO" pero al HOMBRE que crucificaron no le importó mantenerlo.Y si las Iglesias estan vacias,la culpa no es de los que vamos,la Jerarquia Eclesiastica se podria mirar algunas cosas y cambiar ciertos argumentos.Felicidades por el comentario

del porvenir dijo...

Si señor

Dama de sevillano nombre dijo...

Con todos mis respetos, no me gustan los "siempre Así" pero reconozco su labor.

bogar dijo...

A mi tampoco,querida dama.Saludos