lunes, 25 de junio de 2007

LOS NUESTROS

De nuevo, soldados españoles en misión de paz y seguridad han caído en combate, como si de una guerra se tratara. Desde ayer, en nuestro país y más en concreto en nuestra ciudad -uno de los soldados era sevillano- hay seis familias destrozadas por una situación que, de algún u otro modo, ni nos va ni nos viene.
Bien es cierto que la cooperación internacional es algo a lo que estamos obligados, pero en momentos como este es cuando la rabia nos hace que nos preguntemos ¿y por qué?
En España estamos viviendo una situación de cierta tensión, de miedo si me apuran, desde el momento en que la banda terrorista ETA anunció el final de la tregua. Según la información que nos ha llegado este fin de semana, en Sevilla se busca un piso franco de la banda. Militares y Fuerzas de Seguridad del Estado deben estar con esa espada de Damocles en forma de hacha y serpiente sobre su alma, por no hablar también de concejales, políticos, periodistas, etc. La amenaza la tenemos dentro, pero el dolor también nos viene desde afuera.
Está claro que existen países donde los cascos azules están desempeñando una importante labor humanitaria, pero ya es hora de que estos conflictos acaben o bien que cada uno gobierne su casa y Dios (o quien sea) en la de todos. Con lo que tenemos encima, ya es hora de que los 1.100 paracaidistas vuelvan a casa, así como todos aquellos que al servicio de nuestra bandera se encuentran fuera de nuestras fronteras.
Desde 1989 son ya 135 los soldados españoles fallecidos en este tipo de misiones. Esperemos que la muerte de Jefferson Vargas, Jason Alejandro Castaño, Juan Ericsson, Jonathan Galea, Juan Vidoria y David Puerta sean las últimas. Así lo anhelamos.


Descansen en paz.

6 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

el aguaó dijo...

Bajo mi humilde punto de vista, creo que los soldados españoles deberían volver de aquellos países que incumplen una serie de conceptos básicos. En este caso, deberían retirarse las tropas del país donde han sido asesinados estos seis soldados que estaban en misión de paz.

No entiendo mucho de política exterior, así que no se si se puede hacer o no, pero si un país que recibe ayuda de militares en misión de paz escupe a la mano que le da de comer, no se merece tal ayuda. Pero entonces viene el problema moral: pagan justos por pecadores.

Es un tema delicado y complejo. Un abrazo amigo.

Anónimo dijo...

Si ahora va a resultar que los soladados no pueden ir allí donde hay peligro, me pregunto ¿para que sirve el ejercito?
Y vaya por delante aquello de "Honor a los que dieron su vida por españa"

Julio Castro dijo...

Nos interesa tu blog y te invitamos a visitar el nuestro sobre comunicación, solidaridad y cooperación.
Esperamos que te guste
http://sectortres.blogspot.com/

M. Andréu dijo...

CONSTITUCION ESPAÑOLA
Artículo 8
1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

M. Andréu dijo...

A Julio Castro:
Gracias por vuestro interés. Aquí tenéis esta ventana abierta a vuestras opiniones. Os espero por aquí.
Visitaré vuestro blog y lo añadiré a los enlaces del mío.

Un saludo.