martes, 28 de agosto de 2007

ADIÓS ANTONIO, ADIÓS

Vuelvo hoy, cuando tú te vas para siempre.


Adiós Antonio, adiós.

Recordamos tu zurda, tu cara de niño, tus risas, tus bailes junto a algunos de los trofeos que has conseguido en tu corta pero fructífera vida profesional.

Adiós Antonio, adiós.

Vestiremos de luto la camiseta de la selección española, en la que tanta proyección te veíamos. Tanta que ya estabas ahí, entre los grandes, y dicen los que entienden de esto que estarías para mucho tiempo.

Adiós Antonio, adiós.

Tu sitio está ahora en la zona noble, en el palco del Sánchez Pizjuán, para que podamos despedirte como mereces. Ese sitio que era tu casa, aunque tu habitación no tuviera un suelo de moqueta, sino de cesped.

Adiós Antonio, adiós.

Tu familia es ahora la nuestra. Tu hijo será el de todos. Sabrá cómo era su padre, que ha fichado por ese equipo de la gloria, donde hay tantos sevillistas que defendieron esta camiseta como tú. Te espera un Berruezo que tendrá tantas y tantas cosas que hablar contigo...

Adiós Antonio, adiós.


Foto: El Mundo

3 comentarios:

Híspalis dijo...

Me alegro por tu vuelta amigo Andreu, a pesar de la trsiteza del día. Soy un gran bético, como bien sabes, y te aseguro que han sido numerosos los rezos para que este gran volviera a a la vida, a su vida...

Tan sólo me queda por decir que descanse en Paz...

Dama de sevillano nombre dijo...

Amigo, mi sangre es verde, pero hoy no hay colores.
Me alegro de su vuelta.

Anónimo dijo...

Mi sangre es roja, pero tambien me uno a vuestro dolor, me uno desde el de madre que me tiene roto el corazón desde ayer.

Andreu me alegro de tu vuelta, no te hagas de rogar.