martes, 26 de febrero de 2008

CONVENCIERON A LOS CONVENCIDOS

Me tragué anoche el debate al completo para no escuchar ni una sola propuesta nueva, solo una sarta de reproches de uno a otro, con muchas referencias al pasado. No me aclaró para nada algunos aspectos que de verdad, como ciudadano, me siguen preocupando: economía, seguridad, inmigración, paro, terrorismo, etc., prácticamente los que creo que le preocupan a todo el mundo.
Por ello me he permitido titular así esta entrada: los dos líderes políticos convencieron sólo a sus simpatizantes y seguidores, los que ya están convencidos.
La Academia de la Televisión bien, muy bien. A una gran altura, con una gran profesionalidad no sólo en la técnica, sino en el aspecto organizativo: los pool de prensa bien distribuidos, el set de fotografías muy discreto, la realización del debate a pedir de boca, la escenografía en su medida, con muy buenos planos cortos y medios de los participantes y un sonido mucho más que bueno. El experimento puede calificarse de sobresaliente. A ver si no tarda quince años en repetirse.
En cuanto a los candidatos, vi a Rajoy mal vestido, sobre todo durante el posado ya en el plató ante los medios de comunicación. La chaqueta sin abrochar, la camisa arrugada, la corbata torcida… parecía que su asesor de imagen, en ese momento, fuera Rubalcaba. Durante el debate le observé firme en sus posturas, aunque desviando la vista hacia algún lugar, que en la pantalla de mi televisión se me antoja arriba y a la derecha. Ese movimiento de los ojos llegó a distraerme.
A Zapatero le vi muy crispado, aunque sabiendo rebatir los argumentos de su oponente. En cuestión de imagen, le ganó la partida sobradamente a Rajoy. Su mirada, a pesar de la hechura de sus cejas (cosa que no entiendo como no se ha evitado paulatinamente en estos cuatro años), era más reposada, clara y sincera que la del popular.
Sí es de justicia, ya que no hay nuevas propuestas de las que hablar, decir que ambos cumplieron las reglas del juego de manera casi escrupulosa. Mucho me gustaría, por pura curiosidad, saber de los tiempos cronometrados por los árbitros de baloncesto en el uso de la palabra de cada candidato, pero me imagino que tuvieron que estar muy igualados. Enhorabuena por esto a ambos. Ojalá el próximo lunes se mantenga la misma tónica.




Por todo lo dicho, para mí ayer hubo un claro ganador: Manuel Campo Vidal.

7 comentarios:

orfila dijo...

Y unos claros derrotados: todos nosotros.

Un abrazo y bien tratado el tema por tu parte.

el aguaó dijo...

Estoy de acuerdo con el amigo Orfila en su última frase bien tratado el tema por tu parte.

Hace poco, hablando con una amiga, me dijo que la campaña electoral parecía más una batalla entre dos candidatos que prefieren descalificarse y echarse tierra encima, que unas propuestas serias y contundentes.

Pues eso.

Menos mal que ya quedan 19 días.

Un abrazo amigo Miguel.

gazpacho con arepa dijo...

estoy de acuerdo con todos ustedes.... pero que malísimo son los dos

Dama de sevillano nombre dijo...

Yo me perdí en la maravillosa experiencia de descubrir a la cigarrera de Emilia Pardo Bazán.
No necesito un debate, lo tengo claro. Si lo viese, a lo mejor, no votaría.

Un beso.

La gata Roma dijo...

Muy de acuerdo contigo, en el aspecto técnico, en que el asesor de imagen de Rajoy debe ser su peor enemigo, y en que "cejitas" está demasiado cejitas... Dicen qu el lunes habrá más propuestas... En materia social, Rajoy no paraba de hablar del contrato de españolidad... No sé si eso lleva un exámen ligado, pero si a servidora se lo hicieran no sé dónde la mandaban, pero de sentimiento patrio ando bajilla...
Un abrazo

P.S. Ayer fuí a ver el palio, que está increible. Supongo que te veo el sábado

El callejón de los negros dijo...

Lo que está claro que mitines y debates están hechos para los que y están en el saco. Los indecisos lo tienen crudo. Como me ha ocurrido en tantas ocasiones. Está vez para el Parlamento lo tengo claro.

Saludos
Antonio

Híspalis dijo...

Estoy contigo: convencieron a los convencidos.

Un fuerte abrazo amigo.