lunes, 7 de abril de 2008

TECHO DE FAROLILLOS, SUELO DE ALBERO

Se alumbrarán las calles del Real y el albero será la alfombra mágica que pisarán nuestros pies durante siete días, para transportarnos al país de la alegría y la magia. El cielo se cubrirá con una gran lámpara de farolillos, que alumbrará la belleza de la mujer de Sevilla…

…techo de farolillos
suelo de albero
y una cara bonita
bajo un sombrero…

…¿hay algo más hermoso que una mujer sevillana vestida de gitana? ¿Habrá un traje regional más original que el nuestro, que cada año cambia de moda, color, hechuras, adornos y complementos...? Cada día se teñirán los cuerpos de colores vivos, volantes y lunares, mantones, los moños con claveles y peinetas, aros, collares y pulseras; y la mujer sevillana será aún más bella, enamorando a todo aquel que cruce su mirada con ella…

…ponte el traje blanco
con los volantes en verde
verde como tus ojos
como tus ojos verdes…


…se abrirá la caseta de par en par, unas puertas de loneta a rayas, que son capaces de guardar el embrujo de la magia de las esencias. La caseta, la prolongación de la casa de cada uno; y en la noche la guitarra desgarrará sus más alegres lamentos para acompañar a las voces que marcan el ritmo y el compás del cante por sevillanas, mientras que unas manos dibujan corales y suspiros en el aire y otras acompañan al son de palmas y palillos…

...yo tengo unos palillos
con cintas colorás…
...se van solos los piés
sin querer
dan ganas de bailar...


…y el milagro durará siete días, donde la noche se confunde con el día y el día con la noche; donde la Luna, con sus lunares, empujará al Sol, que monta a caballo cada mañana; donde la manzanilla nos unirá en una santa comunión profana, de una liturgia escrita por los duendes del arte, dioses, reyes, amos y señores de un Real, envidia del mundo entero...

…yo que pensaba
que en la Feria de Sevilla
no se cantaba…

…yo que creía
que en la Feria de Sevilla
no se bebía…

…yo que pensaba
que en la Feria de Sevilla
no se bailaba…

…yo que creía
que en la Feria de Sevilla
arte no había…





FELIZ FERIA DE ABRIL

6 comentarios:

La gata Roma dijo...

Mientras te escribo Manzanares intenta arreglar una tarde de malos toros; me estoy arreglando para irme y no me gusta nada el día... y lo comento en todos lados, pero como mañana llueva hasta el extremo de no poder estrenar traje... De verdad que me voy a margar... En fin, seguro que unas horas se me habrá pasado todo.
Espero verte esta Feria, que soy testigo de que el Viernes de Dolores te invitaron a una de las casetas más bonitas del Real.
Si no tienes la dirección, manifiéstate...
Muchos besos

orfila dijo...

Vaya cosa más fina y con más arte, D. Miguel. Qué pase usted una Feria de categoría.

Esa luz del mediodía...eso, es inigualable. Es un espectáculo que hay que admirar. Simplemente unos minutos en soledad, apoyado en la baranda mientras la película de la Feria pasa delante nuestra.

Un abrazo.

herodes de la betica dijo...

Distinguido y elegante, cómo ya nos tienes acostumbrados. Sevilla es la ciudad que tiene destinado un color y cielo para cada una de sus fiestas. La luz y el celeste del cielo de feria combinado con los farolillos, es muy concreto. Si además lo aderezas, con el paseo de caballos y la belleza de una flamenca o una amazona... apaga y vámonos.
Feliz feria, amigo Miguel.

Dama de sevillano nombre dijo...

Clase y categoría, sobre todo al definir a la flamenca, a ver si se cruza con la caseta que ilustra mi blog y a una sevillana dentro de un traje verde, a ver si piensa lo mismo, a ver que le inspira.
Que usted disfrute de la Feria, porque el señorío lo lleva usted a gala.

Moe de Triana dijo...

Precioso texto miarma, la cosa esta feria esta complicá, como bien se dice por mi bló, muchas personas están perdiendo jornales a causa del tiempo de los c#@*%s que está haciendo...

Ahora sí, el guinnes en número de paragüas vueltos y varillas partias lo hemos batido con creces.

A ver si se enmienda la cosa.

¡Un saludasso miarma!

el aguaó dijo...

Es genial querido miguel. Elegante texto. Precioso. Es una pena que el agua esté siendo la protagonista en estos días.

Un fuerte abrazo.