martes, 16 de octubre de 2007

BOFETADA A BUSH

“Fraternidad entre las naciones” es lo que estipula el testamento de Alfred Nobel. Combatir el calentamiento global no sólo evita desastres climáticos, sino que además promueve esta frase. Por eso mismo, creo que el Nobel de la Paz concedido a Al Gore está más que justificado. Este premio, creo que por primera vez, se aparta de la línea más clásica seguida hasta el momento, que no era otra que buscar la solución a conflictos armados, aliviar la pobreza y las enfermedades y defender los derechos humanos.
Este premio, por tanto, supone en esta edición muchas más cosas que la simple reivindicación sobre la lucha contra el cambio climático. Y de entre todas destaco una: supone una mayor y mejor reivindicación frente a la política medioambiental del presidente George W. Bush. Vamos, una bofeteda.
El presidente estadounidense ha emitido una felicitación que sólo puede calificarse de gélida: a través de su portavoz se declaró “feliz por el premio”. Punto pelota. Se acabo, nada más que añadir salvo la advertencia de que no cambiará su política. Bush, en un alarde de conocimiento, duda que el calentamiento se deba a la acción humana y se sigue negando a firmar una obligación de reducción de emisiones. Él sabrá.
El nuevo premio Nóbel de la Paz ha elegido España como una de las sedes de su proyecto contra el cambio climático. Los próximos días 26 y 28 estará en nuestra ciudad, en Sevilla, como ustedes ya saben. Se trata del "Primer Encuentro Español de Líderes en Cambio Climático", según anunció ayer The Climate Project Spain en su página internet. Gore formará en Sevilla a 200 líderes que tendrán por misión concienciar a la sociedad española acerca de la urgencia de frenar los efectos del cambio climático y la destrucción del planeta a manos del hombre. El encuentro de Sevilla será "un programa internacional" de formación "impartido personalmente por Al Gore".
Bienvenido sea a la ciudad, por tanto, alguien que persigue una idea que ha conquistado el Nobel de la Paz.



Quizás no se pueda decir lo mismo -por si algún día viene- de aquellos a los que les gusta jugar a la guerra… de verdad.

6 comentarios:

convidado con el rostro de piedra dijo...

Pues yo creo que con este reconocimiento, la Academia sueca acaba de quitarle de un plumazo el que le quedaba (si le quedaba alguno) al Nobel de la Paz.

convidado con el rostro de piedra dijo...

me refiero al prestigio. Lamentable este año el premio

El Cerrajero dijo...

Efectivamente la Academia sueca ha perdido el poco prestigio que le quedaba y ha demostrado el mamoneo en el que se ha convertido.

Se les debería de caer la cara de la vergüenza premiar a un timador como Al Gore y su cuento del calentamiento global.

Si, claro que hay cambios en el clima del planeta pero esto es así desde el principio de la Tierra y así será hasta su final.

De ahí a enriquecerse con el cuento, va un mundo.

el que tú ya sabes dijo...

El cambio climatico no es algo que esté provocando el hombre. Entre otros factores, el cambio climatico se está produciendo, por la nueva inclinación que tiene el eje de rotación de la tierra, desde que se produjo el trágico sunami que todos recordamos. El cambio climatico ya habia empezado antes, estamos de acuerdo; pero ese fue un factor mas que ayuda a que se produzca el cambio.
No es la primera vez que se producen cambios climaticos en nuestro planeta. Cada, no se cuantos miles de años, se produce un cambio de este tipo.
El hombre actual, lo que está haciendo es ecelerar un proceso totalmente natural, y nuestra generación, será la que tendrá el privilegio o desgracia de presenciar y vivir el cambio.

Me estoy exendiendo demasiado y entrando en otro tema que no tiene nada que ver. Así que aquí dejo el tema. Otro día sigo.

bogar dijo...

Miguel:¿Sabes cuanto ha cobrado el Sr. Gore por la ultima conferencia que dió en Canarias?Yo te lo voy a decir 240.000 €.Eso lo vamos apagar los sevillanos y no servirá para nada.De acuerdo con los anteriore comentarios,el premio LAMENTABLE.

Carlos RM dijo...

Yo venía a decir lo que Bogar, porque el viajecito a Canarias me toca de cerca y me toca más cosas, pero no es políticamente correcto que lo escriba. En cuanto a lo de que Al Gore "ha elegido España como una de las sedes" me suena más a que España se ha dejado elegir...

Dicho lo cual, al margen de la polémica sobre si hay o no hay cambio climático y que de existir hasta qué punto está provocado por el hombre, lo que es cierto es que nos estamos cargando la naturaleza. Y me parece a mí que eso ni está bien ni es bueno.