miércoles, 31 de octubre de 2007

HALLO... ¿QÚE?

Hoy comienza el puente de Todos los Santos, como se le ha llamado AQUÍ de toda la vida a esta fiesta. Les ruego precaución si van a salir a la carretera. No sean el lunes protagonistas de las cifras de la DGT.
Me gusta mucho como la gente de Cádiz le dice a estos días: “tosantos”, sin más separación de sílabas. Dicho de forma rápida, cualquiera diría que se está pronunciando correctamente. Cosas como esta sólo pueden pasar en Andalucía.
Pero, desgraciadamente, en estos días se escucha más otra expresión que nos ha venido impuesta y que, desde estas líneas, yo le declaro la más encarnizada guerra: Jalogüin, así dicho tal como suena.
Esta noche veremos por las calles a más de un ……… (rellénese con lo que cada uno convenga), que se ha pintado la cara y ha cogido el capirote de nazareno, lo ha forrado de charol negro y se dedica a hacer el ………. (al igual que antes, rellénese con lo que cada uno convenga). ¿Habrá algo más absurdo que disfrazarse de algo sin ser Carnaval? ¿Y pintarse la cara como si uno fuera un cadáver? Si en España, la única calabaza famosa fue Doña Ruperta.
Me tocan las narices estas cosas que nos impone el Tío Sam. Ya Papá Noel es como si fuera de la casa, aunque quedemos aún muchas familias que a ese gordo vestido de rojo y barba blanca no le hacemos ni caso. Seguimos creyendo en los Reyes Magos. Sí, he dicho creyendo. En los Reyes Magos y no del Oriente, sino del Ateneo que es de donde vienen de verdad. Y ahora la fiestecita de Jalogüin, cuando aquí lo que hemos hecho ha sido recordar a nuestros difuntos con cariño y respeto, mucho más si hoy, precisamente hoy, se cumplen años en los que se te fue alguien tan especial como tu abuela.
Pero son muchos los que se doblegan ante estas americanadas. Sobre todo los más jóvenes, que parece que no les preocupan otras cosas que lo que venga de afuera, olvidando lo más nuestro. Quizás la culpa no sea de ellos, sino de aquellos que no le enseñaron nada...
Que le vamos a hacer, vivimos en un estado libre y que cada uno se divierta como quiera, aunque sea poniéndose el capirote de nazareno en un tiempo que no es ni de vísperas, disfrazándose sin ser Carnaval y recordando a los muertos -a sus muertos- con una careta. Allá cada cual con el “trato o truco”…



Truco, el del almendruco. No te jode….

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi mujer y mi hijo acaban de llegar de Isla Mágica, yo me he "librado" pues venía de viaje. Al preguntarle al chico cómo se lo ha pasado dice que lo mejor fue en la casa del terror cuando se le abrazaron dos chicas de su edad asustaitas de miedo...Mientras ellos volvían a casa salí a ver la 2ª parte del partido de fútbol del Sevilla a un bar cercano. Al entrar observo como casi toda la clienteta va disfrazada y se vino a saludarme un vecino bético vestido de drácula con su familia "endemoniada" ... y le dije: ¡¡¡vaya carita que se te ha quedao por culpa del Betis!!!
Desde hace varios años vamos con nuestro hijo al cementerio. Es lo que debemos hacer, ir con nuestras familias al camposanto hoy día primero de noviembre. Hay que enseñarle a generaciones futuras que la festividad de hoy es para honrar a aquellos que se nos fueron y gozan de la eternidad...
El día 2 se rezará por todos ellos...

Un abrazo,
A.M.R.C.
Agente Comercial

Dama de sevillano nombre dijo...

Yo me opongo, por más que mi niño me pida, a comprarle caretas.
Reividinco la figura de Don Juan Tenorio.

Roberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bogar dijo...

Pasé toda mi infancia en Ceuta y alli la costumbre era que las madres nos prepararan la "mochila".La mochila era una bolsa llena de nueces,castañas,almendras y todos los frutos secos que os podais imaginar y nos ibamos con nuestros padres al Parque de San Amaro a pasar el dia de "tosantos" com bien dice Miguel.No paramos de criticar a EE.UU. y no dejamos de beber Coca-Cola,ponernos Levis y hacer "jalouin".Estoy totalmente de acuerdo contigo Miguel.Saludos

Roberto Villarrica dijo...

Lo de Haloween es un ejemplo de la importación acrítica de fiestas que nos son ajenas, mientras aquí tachamos de absurdas, antiguas y pesadas las fiestas, tiempos y costumbres que hemos tenido toda la vida.

En otras palabras, dejamos que el vecino nos imponga sus costumbres en nuestra casa mientras criticamos lo que hemos hecho toda la vida.

Un saludo

el aguaó dijo...

Somos como los romanos. Éstos importaban los dioses egipcios y orientales, y nosotros las fiestas. Mucho criticar pero el gordales colorao y las brujas de noviembre se están acomodando cada vez más.

Papa "noes", son los Reyes Magos, de toda la vida. Y ¿jalogüin? eso pa' Benjamín...

Un abrazo.

vicenteeldelasalmendras dijo...

Y a los niñatos estos de la Alameda (vulgo alternativos, ja, que risa) donde me los dejáis?

Destrozando el mobiliario urbano, tirando botellas a los balcones, tirando bolsas de basura de los contenedores...pero eso si, se lo estaban pasando muy bien disfrazados de gilipollas ( lo siento amigo, yo si le pongo el nombre)a la vez que insultaban a la policía.

Alternativos, ja, que risa, si no fuera porque es una risa trágica, de muerte, como los disfraces de la gentuza ésta.

Lacava dijo...

Hablando de calabazas: me he comido hoy un plato de cocido con su pringá correspondiente, que se lo come un yanki, y na más que del sudor que le entra, coge una pulmonía.

Híspalis dijo...

¿Dónde te metes amigo?...espero que andes bien. Un abrazo.