miércoles, 5 de diciembre de 2007

BALANCE

¿Recuerdan aquella escena de la película “Salvar al Soldado Ryan”, justo al final, cuando Matt Damon (creo que era él) pregunta -ya siendo viejecito- si había sido digno de vivir esa vida? Bueno, pues algo así me pasa a mi cada año cuando llegan estas fechas.
No es que me pregunte si he sido digno de vivir lo vivido durante el año, porque creo que sí. Me pregunto cómo ha sido el año, a pesar de que le falten aún más de veinte días para que concluya. Me gusta pensar y repasar todo lo que queda atrás.
Lo primero que 2007 me deja en el recuerdo es el frío del 18 de febrero, cuando mi madre se iba para siempre. También me deja el desasosiego de no haber viajado -este año tampoco- hasta China para recoger a esa niña que nos estará esperando. El año que se va me deja más sinsabores que alegrías, pero eso es así, no se puede tener todo lo bueno a la vez. No lo puedo calificar como annus horribilis, pero he de reconocer que los he tenido mejores.
Algo bueno de este año ha sido esta ventana, a través de la cual he conocido a muchas personas, aunque sólo sepa de ellas su nombre de guerra y su forma de escribir. Me basta y me sobra. He sacado mucho bueno de este blog (además de un magnífico electricista… ¿a que sí, Dama?). Y además me ha dado la posibilidad de escribir todo aquello que antes se guardaba en casa en un cajón. Como dije un día, aunque fuera sólo para mí y no me leyera nadie. Pero esto no ha sido así. Afortunadamente.
Pues aquí me tienen, haciendo el repaso de este año. Cada día se me ocurre algo nuevo, que en realidad no es nuevo sino que es pasado y que sirve para no caer en lo mismo en el futuro. Es una experiencia que quería compartir con todos ustedes y a la vez recomendarles. Es bueno recordar. Es bueno no olvidar. Y yo pretendo no olvidar nunca.




Oí decir una vez: “Los pueblos que no tienen memoria están condenados a caer en los mismos errores”. Pues eso.

3 comentarios:

Dama de sevillano nombre dijo...

También suelo hacer balance y propósitos, normalmente el 31, y casi siempre consigo los objetivos, (aunque en los del año pasado... ni me he puesto falda mas a menudo ni me he acabado los Hermanos Karamazov).
Piensa, querido amigo, que siempre es un placer leerte, y eso, ya es algo que en tu año debe de quedar presente, que al menos, una dama te sigue y te admira, aparte de recomendarte electricistas.
Y no te apures, irás a China, ya lo verás.

... ¡¡¡y a donde te propongas!!!

Un beso de 220 W.

el aguaó dijo...

Como bien dice mi querida amiga Reyes, yo también soy un fiel seguidor y lector tuyo. Y por supuesto, ya sabes donde estoy y donde puedes encontrarme si me necesitas. Ha sido todo un placer encontrarte en este mundo peculiar de la bloggosfera.

En cuanto al balance, hay años que son dignos de olvidar, aunque siempre hay detalles y pinceladas que consiguen sacar algo bueno. Para mí fue el año 2006: horroroso, pero siempre se debe buscar el lado bueno, los momentos felices que deben hacer olvidar los malos, por muchos que sean.

Aquí tienes, omo la amiga Dama, a un lector y seguidor fiel.

Un fuerte abrazo amigo.

P.D. Yo también estoy seguro que viajarás muy pronto al país de la Gran Muralla para hacer tu sueño realidad.

bogar dijo...

SUEÑA COMO SI FUERAS A VIVIR SIEMPRE Y VIVE COMO SI FUERAS A MORIR MAÑANA.Saludos