miércoles, 26 de marzo de 2008

CUMPLIMIENTO ÍNTEGRO DE LAS CONDENAS

No sé hasta que punto un día cualquiera pudiera pasárseme por la cabeza hacer daño intencionadamente a alguien. No sé cuál sería mi reacción. Pero estoy seguro que se debería al principio de acción/reacción por algo que a mí o a alguien de los míos le hicieran. A decir verdad, no soy vengativo y muchas veces -la mayoría por no decir todas- peco de tonto por ni tan siquiera decirle a quien me ha hecho una jugada que me ha sentado mal. Quien me conoce sabe que soy así y que a estas alturas no tengo propósito de cambiar.
No puedo entender el daño deliberado causado a las personas y mucho menos a alguien que no puede defenderse. Es el caso de los ancianos y los niños: jamás haría nada contra ellos. Por ello, me quema por dentro en estos momentos el abrir cada poco tiempo algún medio de comunicación digital (Abc, El Mundo, El Pais…) para ver como evoluciona la noticia que me ha dejado conmocionado hace sólo unos minutos: la detención del presunto asesino de la niña Mari Luz, de Huelva.
A poco que la noticia ha trascendido, ya han comenzado las primeras justificaciones del presunto: la niña murió accidentalmente y que iba con él de forma voluntaria. Lo siento pero no le creo, más conociendo sus antecedentes.
No quiero desde aquí comenzar a crear un juicio paralelo, pero lo cierto es que la primera pregunta que me asalta es que si la niña murió de forma accidental ¿por qué no avisó a la familia? ¿es normal ese comportamiento de tirar a un ser humano -una niña- a una ría?
Por Mari Luz nada se puede hacer. Pero sí quiero reclamar que la justicia actúe, como así lo hará con todo su peso y que la condena que le sea impuesta se cumpla íntegramente. No estoy a favor de la pena de muerte, ya creo que lo he dicho en alguna ocasión, porque nadie es nadie para arrebatarle la vida a otro, pero sí de que las penas, sobre todo las de delitos de sangre, se cumplan al completo.





Y si ese tipo jamás vuelve a ver la luz en libertad, Mari Luz hace tiempo que dejó de verla, aunque seguro que es ya más libre que él.

13 comentarios:

La gata Roma dijo...

Escalofriante, pero al menos hay un culpable; en muchos casos ni eso... Lo del sistema penitenciario sería para sentarse a hablar. Vaya por delante que estoy de acuerdo en que sea un sistema de reinserción y no de castigo, lo que pasa es que a menudo la reinserción no se produce, y el cumplimiento de la pena tampoco; lo dicho, para sentarse a hablar.
Besos

"tarnishí" dijo...

quien es capaz de matar o hacerle daño a un niño, ¿que no será capaz de hacerle a un adulto? También estoy de acuerdo en el sistema de reinserción pero cuando una persona es además reincidente...poco hay que esperar de ella.

Mer dijo...

Tengo las carnes abiertas, estos tipos estan mas cerca de nosotros de lo que suponemos.Es su trabajo, buscar víctimas y hacerse pasar por loco.
Está matriculado en un instituto de Sevilla,(si, con 52 años)y no veas las peliculas que les contaba a los niños.Ya cuadra todo.
Saludos
P.D.si quieres, llama y te cuento.

M. Andréu dijo...

Por supuesto que es necesaria la reinserción social, Gata, y que las cárceles deben servir para eso, pero me gustaría conocer las estadísticas de los que de verdad se reinsertan en la sociedad.

Mer, me has dejado perplejo con tu conversación telefónica. Si me autorizas, la cuento.

Gracias por participar.

La gata Roma dijo...

Estadísticas tengo, y para que mentir, son de pena; como ves me queda mucho por hacer, a mí y a quienes pretendan dedicarse a este campo.
Mer dice que por ella no hay problema, por suerte no ha pasado nada, y nos demuestra lo cerca que están estas cosas.
Besos

"tarnishí" dijo...

me ha dejado impresionado el recibimiento del criminal, haber, comprendo la rabia pero no creo que sea necesaria tal violencia, para muestra el ejemplo que esta dando el padre de Mari Luz.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Si hay suerte yo estoy a 50 días de convertirme en parte del gremio.

El Derecho Penitenciario se construye en el siglo XIX, bajo los postulados económicos, políticos y sociales del siglo XIX.

Han pasado 200 años. Así que podemos decir que nuestro Derecho Penitenciario lleva 200 años desfasado.

La experiencia ha demostrado:
1. Que hay delincuentes que no se pueden reinsertar.
2. Que hay delincuentes que no necesitan reinsertarse.
3. Que hay delincuentes que no quieren reinsertarse.

1. Hay delincuentes que no se pueden reinsertar porque son enfermos. La única manera de evitar que delincan es el aseguramiento. Es decir meterlos en la cárcel de por vida.
2. Hay delincuentes que no necesitan reinsertarse. Normalmente por el tiempo pasado entre el delito y el momento de la condena. O porque han superado los hechos determinantes del delito. Sucede en los casos de drogodependencia. Cuando han superado su adicción. Yo en este caso ni les mandaba a la cárcel.
3. Hay delincuentes que no quieren reinsertarse. Es el delincuente de conciencia. Como el tal Camacho de Gescartera. Cuando salgan volverán a delinquir porque el delito es su forma de vida. Yo en estos casos los dejaba en la cárcel hasta que devolviesen lo robado.

El problema principal es que en España hay actualmente un tercio de los juzgados que hacen falta. Y así va todo. Que un tío doblemente condenado estaba en la calle. No hay medios. La justicia o es rápida o no es justicia. Sin embargo si hay dinero para otras cosas.

Para alimentar a una clase política que se lo tiene muy bien montado y vive a costa del pueblo. Pues vale.

Al final, los únicos culpables de que haya tipos como el tal Santiago sueltos, somos nosotros, el pueblo, que somos lo que lo permitimos. Te aseguro que a ningún político le ha quitado el sueño que este tipo estuviese suelto. Sus hijos van con guardaespaldas...

herodes de la betica dijo...

Es la primera, y espero que no sea la última vez que entro en tu blog. Soy de la opinión que estas cosas, por no decir una barbaridad, hay que atajarlas de una vez por todas. Una condena en condiciones y que se cumpla, porque si no es así, hoy ha sido Mari Luz, pero mañana puede ser cualquier otro chiquillo.
Un saludo, y le espero en mi blog.

bogar dijo...

Enhorabuena con retraso por el Martes Santo.
A lo que vamos el juez le echa la culpa a la funcionaria,si esta estaba de baja y no se cubrió la culpa como casi siempre será de la Administración.Uno por otro la casa sin barrer y al final el ciudadano de a pie que paga sus impuestos,siempre paga las consecuencias y en este caso con la muerte de inocentes.Felicidades por tocar temas que interesan

M. Andréu dijo...

Gracias Cabezota por tu análisis, creo que si se volcara en otros foros a más de uno pondría colorado de verguenza. Personas que digan estas cosas que tú dices son las que hacen falta.

Bienvenido Herodes de la Bética. Te espero más a menudo por aquí. En cuanto acabe este comentario me pasaré por el tuyo.

Gracias Bogar, por lo del Martes Santo, que por una vez y sirviendo de precedente, fue sin "retrasos". Hacía tiempo que no te veía por esta tu casa y me alegro que vuelvas. Efectivamente, terminamos pagando los ciudadanos y sin duda, los más inocentes.

Híspalis dijo...

Llevo días sin palabras por todo cuanto ha sucedido. Se habla de pena de muerte, cadena perpetua, etc pero aún no veo a ningún responsable dimitiendo por todo cuanto ha sucedido y cómo ha sucedido. Sigo sin palabras por todo, sigo sin palabras.

Dama de sevillano nombre dijo...

Cadena perpetua totalmente, y responsabilidades a la justicia, o los encargados de ella.

Bogar, me alegro de saludarte.

El callejón de los negros dijo...

La justicia ya se dijo lo que era.

¿Es cierto que un juzgado lo buscaba mientras en otro iba cada quince días?

Saludos
Antonio