jueves, 24 de abril de 2008

GÉNERO Y SEXO: PROHIBIDO CONFUNDIR

A propósito de leer como cada día a Diazpe y pinchar en los enlaces que ofrece en su texto, me entero de lo siguiente, que con mucho gusto les cuento a todos.
Themis es el nombre un nuevo corrector similar a los que llevan todos los procesadores de textos, pero para corregir no las faltas de ortografía, sino las faltas de género, evitando el lenguaje sexista. Lo que nos faltaba.
El susodicho corrector es capaz de abrir documentos con alguna de las extensiones más habituales -.pdf, .html o .doc -, verificar el contenido de los mismos y modificar las expresiones discriminatorias. Ha sido elaborado por ingenieros (e ingenieras) informáticos (e informáticas) junto a un grupo de lingüistas (y… ¿cómo se dice?). Además, es listo el jodío: aunque la misma palabra aparezca varias veces en el mismo documento, sólo la marca cuando es usada de forma sexista.
Pero ¡ah, caramba!, su precio no es para que lo tengamos en casa: cuesta la friolera de 2.000 euros. Por lo cual sólo serán, por ejemplo y de momento, las administraciones públicas quienes puedan acceder al mismo. De hecho el programita está orientado a las agencias gubernamentales. El Ayuntamiento de Getafe ha sido de los primeros en incorporarlo en sus sistemas. Ser “políticamente correcto” llevado a su máxima expresión.
El corrector (¿o correctora?) solo es capaz de localizar vocablos, pero no localiza aún lo metafórico, lo irónico y el tan sevillano doble sentido. Espero que este tipo de herramientas esté lejos de inventarse.
No sé por qué pero los inventores de Themis creo que confunden género con sexo. Piénsenlo...
Lo que aún no ha inventado nadie es un corrector para que esa pléyade de locutores, presentadores y actores que van de modernos, dejen de decir tacos sin venir a cuento. ¿Se han fijado la cantidad de palabras mal sonantes y sin sentido alguno en el contexto que nos llegan a través de la televisión? Un viejo periodista me contó una vez que un taco mal dicho en la tele o en la radio era como si alguien le diera una patada a un mueble de tu casa.




Eso… ¿no es por tanto una gamberrada?

5 comentarios:

Pasión dijo...

Como a estos "listillos/as", nos le va eso de pensar y actuar moralmente, creen que usando una palabra son justos y usando otras, injustos. Uno de los derechos humanos básicos, no es otra cosa que la de elegir o rechazar, algo que todos los humanos hacemos montones de veces al día, es un acto puro de libertad, perfectamente justo y natural, siempre que no se violen los derechos de los demas; negar este derecho es aceptar un mundo donde no se pueda elegir a los amigos, ni la pareja, y estaremos obligados a soportar a indeseables y malvados. Es una "nueva" imposición de los manporreros del Estado, intervencionistas y totalitarios.

Muchas gracias Sr. Andréu por su amable saludo hacia mi humilde persona, le leo todos los días.

anglnegro dijo...

Miguel me ha parecido genial eso de genero y sexo, dos palabras que hoy por hoy estaría bien en distinguir, y te lo dice un educador que luca para que el lenguaje en las escuelas sea lo menos sexista posible. Muchas Gracias pro el artículo, aprovecho de nuevo para invitarte a mi blog es http://elangelnegrovueladenuevo.blogspot.com

La gata Roma dijo...

Bueno, y este es mi país, porque hago el problema extensivo a todo el territorio… Extremo, o calvo o con tres pelucas. Y lo mas triste no es el programita en cuestión, lo que nadie parece entender es que si la gente gozara de la educación, el respeto y la corrección necesaria, a nadie en su sano juicio se le ocurriría algo así, pero… Si te digo que no siendo feminista, a veces una lee cosas que son para atizarles a algunos con el corrector, pero como no se puede ser de extremos te regalo una perlita de lo que podría pasar si se nos fuera de las manos esto, aunque el artículo en cuestión ya tiene un tiempito…
http://imaginariumsland.blogspot.com/2007/01/miguel-hernndez-era-un-falcrata-por.html


Kisses

La gata Roma dijo...

Perdón que el enlace te lleva a leer el artículo a un sitio algo raro, pero cosas de San Google, no encontré nada mejor...

El Caliz de la Canina dijo...

Que foto,recuerdo mucho cuando iba al taller de mi padre a ayudarle.Era mecanico de máquinas de escribir.En el trastero tengo una colección de máquinas con sus respectivos recambios .......

En cuanto al articulo me parece penoso subfragar tal investigación con el hambre que hay en el mundo .......... investiguen enfermedades ........

Buenisimo blog SR Andreu.

La canina seguirá cavilando ......