martes, 22 de abril de 2008

UN POEMA DE REGALO

Alguien que me quiere me ha regalado este poema
de Pablo Neruda (1904-1973),
que quiero compartir con ustedes.



CELEBRACIÓN

Pongámonos los zapatos, la camisa listada,
el traje azul aunque ya brillen los codos,
pongámonos los fuegos de bengala y de artificio,
pongámonos vino y cerveza entre el cuello y los pies,
porque debidamente debemos celebrar
este número inmenso que costó tanto tiempo,
tantos años y días en paquetes,
tantas horas, tantos millones de minutos,
vamos a celebrar esta inauguración.

Desembotellemos todas las alegrías resguardadas
y busquemos alguna novia perdida
que acepte una festiva dentellada.
Hoy es. Hoy ha llegado. Pisamos el tapiz
del interrogativo milenio. El corazón, la almendra
de la época creciente, la uva definitiva
irá depositándose en nosotros,
y será la verdad tan esperada.

Mientras tanto una hoja del follaje
acrecienta el comienzo de la edad:
rama por rama se cruzará el ramaje,
hoja por hoja subirán los días
y fruto a fruto llegará la paz:
el árbol de la dicha se prepara
desde la encarnizada raíz que sobrevive
buscando el agua, la verdad, la vida.

Hoy es hoy. Ha llegado este mañana
preparado por mucha oscuridad:
no sabemos si es claro todavía
este mundo recién inaugurado:
lo aclararemos, lo oscureceremos
hasta que sea dorado y quemado
como los granos duros del maíz:
a cada uno, a los recién nacidos,
a los sobrevivientes, a los ciegos,
a los mudos, a mancos y cojos,
para que vean y para que hablen,
para que sobrevivan y recorran,
para que agarren la futura fruta
del reino actual que dejamos abierto
tanto al explorador como a la reina,
tanto al interrogante cosmonauta
como al agricultor tradicional,
a las abejas que llegan ahora
para participar en la colmena
y sobre todo a los pueblos recientes,
a los pueblos crecientes desde ahora
con las nuevas banderas que nacieron
en cada gota de sangre o sudor.

Hoy es hoy y ayer se fue, no hay duda.

Hoy es también mañana, y yo me fui
con algún año frío que se fue,
se fue conmigo y me llevó aquel año.

De esto no cabe duda. Mi osamenta
consistió, a veces, en palabras duras
como huesos al aire y a la lluvia,
y pude celebrar lo que sucede
dejando en vez de canto o testimonio
un porfiado esqueleto de palabras.



10 comentarios:

herodes de la betica dijo...

Eterno Neruda, como siempre.
Magnífico Miguel. Un saludo

Híspalis dijo...

Magnífico Neruda. Estarás orgulloso de tu regalo Miguel, es para estarlo. Un abrazo.

La gata Roma dijo...

¿Es Fin de Año y nadie me avisó? Me encanta, pero dicho por mí no tiene mérito, amo a Neruda, es algo confeso...
Disfruta un regalo tan bueno como este.
Un abrazo

Du Guesclin dijo...

Creo que hay pocas maneras mejores de entrar por primera vez en un blog que leyendo un poema de Pablo Neruda.

Y eso que soy de ciencias puras (rectifico: con esto de la logse, de la lou o de bolonia no se de qué sería yo ahora mismo).

Saludos y felicidades por el blog

Mer dijo...

Te envidio, quiero un regalo igual.Besos

M. Andréu dijo...

Herodes e Híspalis, gracias por compartir una afición más conmigo como esta de la poesía. Por cierto, Híspalis, tienes una niña preciosa.

Bienveido du guesclin a esta casa, que desde ahora es la tuya también. Te espero de vez en cuando.

Gata, sin duda es un poema dedicado a un fin de año, pero creí que tanto tú como Mer sabríais por qué me lo han regalado. Mirad un poco más lejos... o más cerca, quien sabe.
Gracias por seguir visitándome por aquí.

Moe de Triana dijo...

¡Que peasso de detalle que han tenio contigo mirma!

¡Ole de verdá!

¡Un saludasso mú grande!

"tarnishí" dijo...

Sin duda Neruda siempre tan latente que con leerlo se escuchan sus latidos y tan vivo que parece que hubiera escrito este poema en estos días.
Miguel, eres semilla de la futura fruta, gota de sangre de esas nuevas banderas....
Gracias, gracias y gracias

el aguaó dijo...

Con la boca abierta me he quedado. El gran Neruda nunca me dejará de sorprender. Gran entrada, sí señor.

Un abrazo.

P.D. Querido Miguel, últimamente estoy algo ausente. Te cuento y te indico para que puedas ver y leer: estoy trabajando y estudiando oposiciones de secundaria, y ya queda poco, muy poco, por eso actualizo menos y dejo menos comentarios. Sin embargo, no quiero dejar mi blog ni el de mis amigos, sigo y seguiré entrando y leyendo todos los días, pero no tengo tiempo de dejar comentarios diariamente, como hacía antes. Era para que lo supieras. Un abrazo amigo.

M. Andréu dijo...

Querido Aguaó:
es tanta el agua que nos has dado que por que estés ausente durante un tiempo no vamos a morir de sed. Dedícate a tus oposiciones que sin duda son más importantes que tu blog y los nuestros.

De todos modos, las oposiciones seguro que te las bebes de un solo sorbo... así lo espero y lo deseo.

Un abrazo, amigo.