lunes, 2 de junio de 2008

VERGÜENZA AJENA

Leo con estupefacción lo que publicaba ayer el diario ABC, en su sección de Cofradías. El comentario, dentro de los habituales “Chisporroteos” de José Cretario, decía así: “(…) Aunque lo más de lo más ha sido el descubrimiento de un “topo” o espía de una candidatura que estaba trabajando con otra hasta que fue descubierto. En este caso, el contraespionaje también funcionó.”

Se refería a las cercanas elecciones al Consejo de Cofradías.

Para aquellos no duchos en la materia y que por casualidad hubieran leído este hecho, pueden pensar que el Consejo de Cofradías es un organismo que otorga a todo aquel que llega a pertenecer al mismo unos poderes extraordinarios, cosa que creo que no es así. Pero otros -seguro- pensarán que las Hermandades y Cofradías de Sevilla están compuestas por una pandilla de ¿tontos?, ávidos de ostentar un carguillo, sea el que sea. Y que por supuesto nos alejamos mucho de la doctrina de la Iglesia. Vamos, que jugamos a los pasitos.

¿Saben que les digo? Que si alguien dice eso nos quejaremos… ¡pero lleva más razón que un santo!

¿A qué viene la que se está montando con las elecciones al Consejo? ¿Tan vital es para algunos alzarse con el poder de ese organismo, que debe estar al servicio de las hermandades de la ciudad? ¿Tan importante como para jugar a los espías entre los candidatos al sillón?

Si estos son los dirigentes que van a estar en la calle San Gregorio durante los próximos cuatro años, sólo me sale esa frase de Groucho Marx de “paren el mundo que yo me bajo”. Así no. Porque si esto es para las elecciones ¡qué no harán cuando de verdad tengan el bastón de mando!.

Creo que esto se nos va de las manos, a pasos -nunca mejor dicho- agigantados. O la Iglesia le pone freno a este sin fin de sinsentidos o convertimos a las cofradías en sólo eso, cofradías: simples espectáculos religiosos de un día al año por las calles. O sea, lo que no son, pero lo que parecen.

No vivimos en tiempos como para jugar con estas cosas. Desde fuera de la Iglesia se controlan todas y cada una de las actuaciones de la misma -nosotros somos parte de ella, que no se olvide esto- y cualquier actitud de este tipo puede ser rápidamente censurable y, lo que es peor, tomada a chanza. Luego vendrán las lamentaciones.





Seamos serios, por Dios.


16 comentarios:

La gata Roma dijo...

¿Groucho? Habría jurado que lo dijo mi querida Mafalda, pero vamos, sea como fuere, yo digo mucho esa frase… Y tú sabes mejor que nadie de lo que te hablo: si quieres saber como es Pepito, dale un carguito… Lo peor es que aquí, en las hermandades o en Sevilla en general, de gente que quiere figurar, salir en la foto y tener un cargo por absurdas cuestiones sociales, vamos sobrados… Haría falta gente que trabaje, que sepa dónde está, porqué y para qué; pero la cosa está en un plan que encontrar gente así ya casi es encontrar un mirlo blanco.
Kisses

El callejón de los negros dijo...

En un artículo de la web Los Nazarenos en el que trate varios temas en tono distendido contando las anécdotas de mi amigo Juan, concluí:

"Aunque lo que verdaderamente me preocupa y sin duda pagará las vacaciones muchos psiquiatras de la ciudad, que sueñan con una avalancha de clientes cuando los últimos nazarenos de Santa Marina se recojan, es que al caer tan pronto la cuaresma hay un hueco enorme hasta que llegue el verano. ¿Mucho tiempo entre vacaciones es el problema? pensaran los lectores. No, no, no, mucho tiempo que nos estarán martilleando con la otra campaña electoral, la del Consejo de Cofradías, con su terna de candidatos, con sus eternos asuntos pendientes, con todas sus cosas que dan sensación de caducidad superada que, ciertamente, no interesan ni resuelven los problemas de nuestras hermandades y cofradías."

Así que para mi, que cierren el chiringuito y volvamos a los libros de reglas en la cruz de guía...

saludos ;-)

Antonio

bogar dijo...

¿Cual puede ser la solución?.El que la tenga que la ponga encima de la mesa.Sin lugar a dudas,muchas personas y todos lo sabemos estan en cargos de hermandades para figurar.Creo que hay que diferenciar entre Hermandades que hacen labor durante todo el año y Cofradias que solo la hacen,con la Estación de Penitencia,una vez al año.Comentas que o la Iglesia pone freno o nos convertimos en simples espectaculos religiosos,que no son pero lo parecen.Cuando te refieres a la Iglesia,supongo que te referiras al Sr.Arzobispo,que solo alguna vez al año hace algun comentario dando un tironcito de orejas,pero el y solo el permite tantas coronaciones,tantas misas pontificales y tantas salidas extraordinarias supongo que para no romper la "convivencia".Pero creo que solo Monseñor Amigo tiene la solución,mal que nos pueda molestar,para frenar un poco tanto fariseismo com existe en todo lo relacionado con este tema.Saludos y perdón si me extendido en demasía

El Caliz de la Canina dijo...

De acuerdo con usted Señor Andreu.En Sevilla gusta mucho eso de aparentar y como las Hermandades son un escaparate visual enorme,ahí nos la meten.

Si no fijaros en el dia del pregón de Sevilla aquello parece la Jet Set Sevillana.

Con todo esto,quiero decir, que al sevillano con su idiosincracia que tiene le gusta mas un cargo que a un tonto.

Si no dime de que vale ser consiliario 1,2,3 etc,etc,etc, y lo peor, es que se creen que son el mundo ¡señores¡.

Eso de mezclar Hermandades y Politica no va pero en Sevilla gusta mucha .......

Buen articulo Señor Andreu ,la Canina seguirá cavilando ......

Luz de Gas dijo...

Que bueno lo que cuentas y muy bien hecho estas cosas tienen que saberse, sobre todo para gente como yo que no estoy metido en ese universo y sobre todo saber que hay gente como tu que está en contra de ese tapicheo.

Señal de que en ese organismo hay poder, mando y figureo. No puedo con eso.

Te aplaudo de pie y te doy una ovación

Du Guesclin dijo...

Excelente entrada Miguel.

El problema de la Semana Santa, o desde mi punto de vista uno de los problemas, es que se está trascendiendo lo meramente religioso en favor de otros aspectos. Es mas, ahora mismo el tema religioso está en un segundo o incluso tercer plano.

La Semana Santa de Sevilla da prestigio, da poder y si nos ponemos puede dar hasta votos; y eso no es bueno, nada de bueno, porque ya sabemos lo que pasa cuando la política entra donde no debe ni ha debido nunca meterse.

Que haya espionaje, contraespionaje... que haya grupos de poder que se tomen tantas molestias es cuando menos sospechoso. No se el motivo, ni quiero pensarlo, pero normal no es.

Como tampoco es normal que haya hermandades divididas en grupos de poder (por ejemplo la mia); ni es normal que haya hermandades enfrentadas; no son cosas lógicas y, desde mi punto de vista, tampoco sanas para el desarrollo de la Semana Santa.

Pero bueno, simplemente es mi opinión. Un abrazo.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Una pena. Pero esa es la realidad de Sevilla. No creo que ninguna candidatura vaya dirigida a servir a las Hermandades sino a servirse a sí misma.

Otro tanto de lo mismo pasa en las hermandades.

Pero yo voy más lejos, dime un partido político que gobierne para un país y no para el partido político.

No es un problema de las hermandades, va más allá. Lo que ocurre es que en las hermandades, donde se supone que hay un trasfondo religioso, es más flagrante.

En fin, Sevilla necesita a un Hermano de San Isidoro.

América dijo...

No puedo opinar sobre el tema,ni es mi intención,pero resulta maravilloso asomarse por esta ventana y sentir las preocupaciones propias de la ciudad
y leer lo que es la realidad de Sevilla a través de sus gentes.

Mer dijo...

Me parece fuerte a lo que estamos llegando.Si nos parecen muchas tres candidaturas en cualquier Hermandad con un censo electoral de 2.000 Hermanos, vaya tela tres para 120 electores.Y vaya plan con el espionaje¡¡¡ya somos de pelicula"La guerra fria en el Consejo"
Seguiremos comentando,besos.

Dama dijo...

Es increible que ocurran cosas así dentro del mundo de las cofradías.
Absolutamente lamentable.

M. Andréu dijo...

Gracias a todos por participar.

Sí, Gata, el comentario es de Groucho. Compruebalo en Google. Llevas razón al denunciar que hace falta no sólo gente que trabaje, sino que sepan dónde están. Esa es la clave.

Ojalá, Antonio, ese organismo o bien aclarara sus competencias o desapareciera.

Bogar, el Cardenal utiliza la técnica de "pan y circo". En cuanto algo se pone un poco más feo de lo normal, no quiere saber nada. Lo sé por propia experiencia.

Caliz de la Canina, una pregunta al hilo de su comentario ¿no será que muchos "figurones" juegan a la política por no haber llegado a ella?.

Luz de Gas, denuncio estas cosas porque todo me parece que podía ser más fácil. Gracias por tu ovación.

Du Guesclin, te contesto al igual que a Luz de Gas. Creo que sobran hoy día muchos dirigentes cofradieros que están ahí porque no tienen algo mejor que hacer. Y encima no saben donde están.

Cabezota: ¿tienen claro muchos dirigentes de cofradías que el trasfondo religioso es lo más improtante?. Por cierto "ese" hermano de San Isidoro está desengañado...

América, bienvenido/a. te espero más por aquí. Como verás, nos preocupa la ciudad y sus cosas.

Tú lo has vivido en tus propias carnes, Mer, sabes cómo es la gente de mala en algunos sitios...

Lamentable e increible, Dama, llevas razón. Me alegra verte de nuevo por aquí.

Saludos a todos y gracias de nuevo.

herodes de la betica dijo...

Querido Miguel. Creo que sabes perfectamente cómo se vive o mejor dicho lo que se cuece dentro de una hermandad. Si es así, que no será dentro del consejo.
Ay las varitas dorás, lo que gusta aparentar, lo que está liando el Cardenal, tantas y tantas cosas.
En fin.
Un fuerte abrazo.

Moe de Triana dijo...

No se que tendrá el mundo de las cofradias, que tanto los que no se han comío na en la política, como los que se quieren comer algo, pasan como si obligatorio fuera por ahí, y todo por su eterno afán de mangar o trincar, que no es lo mismo aunque lo parezca...Que nos lo explique el Beni de Cai.

¡Un saludasso!

el aguaó dijo...

Amigo Miguel, palabras que son pura verdad. Parece que en la actualidad se trata el Consejo de Hermandades y Cofradías como uno de esos programas del corazón.

Y eso es muy triste.

Un abrazo.

Letizia dijo...

Yo no me pienso bajar del mundo hasta que sea la Reina de este país llamado España. Dios, o quien sea el que está arriba, que esperen que hay para rato.

Besos de Princesa

"tarnishí" dijo...

pues si a mi me parece una verguenza lo del consejo y eso que tengo conocidos en el ajo..
Y aunque parezca pesado te vuelvo a repetir que hecho de menos saber tu parecer de las cosas...
un abrazo muy fuerte para ti y para Carmen.