martes, 22 de julio de 2008

EL ABUELO VERANEA EN URGENCIAS

No salgo de mi asombro tras haber visto las noticias de ayer. Aún sigue habiendo personas (si así se pueden llamar) que a la hora de las vacaciones, dejan al abuelo en Urgencias para que lo cuiden. Tremenda crueldad, no tiene otro nombre.

Me quedé, insisto, estupefacto al comprobar como el portavoz de un Hospital señalaba la cantidad de personas mayores que son abandonadas por sus familias cuando se marchan de veraneo. “El abuelo no cabe en el coche”, decía una de las frases de la periodista que cubría la información. Tremendo, nuevamente.

El portavoz del Hospital se lamentaba, con razón, que este hecho crea un colapso en las Urgencias, porque estas personas no dejaban de estar atendidas por el personal de enfermería y ocupaban una plaza que sería necesaria para alguien que, en realidad, sí necesita el servicio de Urgencias. Más fuerte aún: al contactar por teléfono con las familias, éstas “simplemente no estaban” (sic).

Siempre pensé que esto eran historias que se inventaban o bien casos aislados que se producían con poca asiduidad. Pero, por lo que veo, esta práctica se sigue realizando y más de lo que cualquiera pudiera imaginarse.

No quiero ni pensar cuál será el trato que hijos/as, nueras y yernos, darán al abuelo durante el resto del año. Si son capaces de hacer esto por unas putas vacaciones, durante el año este anciano será sin duda un estorbo más en sus vidas. Como tampoco me paro a pensar -algo señalado por el portavoz hospitalario- el enorme trauma psíquico al que se verán sometidos estos abuelos cuando se den cuenta de la crueldad de la que han sido víctimas y protagonistas.

¿Recuerdan el anuncio del perro abandonado y la frase de “Él nunca lo haría”? Pues lo mismo, pero con personas. Pero en este caso, creo firmemente que el perro no es el abandonado, sino el “abandonador”.





Ojala y no sólo que quemen en la playa, se les parta la sombrilla y les pique una medusa, sino que el sol les pudra su asquerosa vida para siempre.


19 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Y es que algunas leyendas son cruda realidad. Hay alguna anciana que no quiere bajar del coche en las gasolineras..

Historia cruel y preocupante la que cuentas. ¿Qué sociedad hemos creado?

Antonio

La gata Roma dijo...

Que tremendo, que mal… Me has dejado el cuerpo fatal; me recuerda a un cuento que leí hace tiempo http://estudillo.blogspot.com/2008/02/el-cuenco-de-madera.html Un profesor me contó una historia parecida y luego lo leí aquí, pero como tú dices, siempre parecen cosas que se leen, casos aislados o leyendas urbanas…
Luego es peor, porque ya se sabe, que la realidad supera todo…
Kisses

El Caliz de la Canina dijo...

La verdad es que hay que tener estómago para hacer eso.Además la persona que lo haga no tiene sentimientos.Sólo una pregunta.

Él no lo hizo contigo,¿Por qué tú sí con él?.

La Canina seguirá cavilando ......

NATURAL DE SEVILLA dijo...

No sé como se puede vivir con esa carga...me refiero a la CONCIENCIA.
Dios nos libre de ser autores, cómplices o encubridores de tal delito sentimental y afectivo. Un abrazo

Luz de Gas dijo...

Lo que me parece más fuerte que todavía sacan más la noticia de los perros abandonados en verano (que también está fatal que lo hagan) que la de los abuelos.

Tremendo

Lacava dijo...

Y cualquier hijo de puta de estos - y perdón por la expresión pero no se me ocurre otra - se sentará en el chiringuito de la playa mientras tanto a degustar los manjares de la costa sin ningún tipo de remordimiento. Incluso los habrá que pagan la cuenta con la pensión del que han dejado en urgencias.
Permita el destino, cerdo, que cuando vuelvas te encuentres en el piso a diez o doce okupas... con sus piojos y todo.

sevillana dijo...

Hace solo unos días a un abuelo que vive cerca de mi casa, su hija y su yerno lo habian dejado solo para irse de viaje por las vacaciones.
Que desesperación no tendría ese hombre al verse tan solo que decidió tirarse por la ventana de la escalera a la calle.
Eso es lo que algunos hijos hacen por estos mayores que le han dado todo y ayer cuando vi las noticias y me enteré de los que abandonan en hospitales, pensé, ¿como puede una persona hacer eso con sus padres? ¿qué no sería capaz de hacerle a un desconocido? ¿tan imprescindibles son las vacaciones?
Yo llevo ya algunos años sin vacaciones, primero cuidando a mi madre y ahora a mi padre y no me ha pasado nada por no tener vacaciones, y sigo siendo la misma con o sin vacaciones.

Saluditos

el aguaó dijo...

Amigo Miguel, aún no doy crédito a la terrible y horrorosa noticia que nos cuentas. No entiendo en que se está convirtiendo el ser humano. No comprendo dónde va a llegar esta sociedad egoísta y desconsiderada.

Como bien sabéis aquellos amigos que visitáis asiduamente mi blog, mi abuela paterna se cayó en septiembre del año pasado, con tan mala suerte que su pierna derecha se le ha quedado prácticamente inmovilizada. A este detalle tenemos que añadirle que sufre de sobrepeso, lo que hace que la situación sea algo compleja. Mi padre tiene tres hermanos más y se reparten el tiempo para estar con ella y cuidarla. Mimarla y acompañarla, porque mi abuela, de fuerte caracter, no quiere irse de su casa. Ahora llega el verano y cada hermano se queda con ella una semana. Mi padre no lo ha dudado ni un instante. A la playa. No sólo porque a ella le encanta y le da vida, sino porque va disfrutar y va a encontrarse mucho mejor.

A nuestros abuelos y abuelas les debemos la vida, no se nos puede olvidar. Ellos han cuidado de nosotros cuando ha hecho falta y ahora no deben sufrir un abandono o rechazo, sino todo lo contrario. Tienen que sentir nuestro cariño.

Una entrada que pone los vellos de punta... pero de miedo amigo.

Un fuerte abrazo.

NICODEMO dijo...

Creo Miguel que en esta sociedad (y en parte debido a ella) somos egoistas. Solo nos interesa lo que nos es útil, y lo que nos estorba lo desechamos. Lo que nos estorba o lo que no nos es útil en función de criterios personales en muchas ocasiones equivocados. Le buscamos una utilidad (práctica) a todo. Y el abuelo/a solo es útil como fuente de ingresos extras para el que 'tiene que cuidarlo', como canguro para nuestros hijos o incluso para rapiñar antes que lo hagan otros familiares esos pequeños tesoros que guardan en sus casas y que queremos asegurarnos de 'heredarlos' antes de que mueran. Estas actitudes son, en parte, consecuencia de la sociedad de consumo, la del 'kleennex' de usar y tirar (y esto es extensivo a muchas otras cosas, incluso en nuestra relación con otras personas. Muchas veces habría que mirar pueblos y culturas que consideramos menos avanzados que los nuestros en los que los mayores tienen una importancia especial y se les respeta. Pero sin ir más lejos, el pueblo gitano. Y luego en nuestra soberbia pensamos que somos más avanzados.
Un saludo

Du Guesclin dijo...

Yo estas cosas ni las entiendo ni las entenderé en la vida; quizás porque haya estado muy apegado a mis abuelos de niño (de hecho, por motivos de índole laboral, se puede decir que me criaron en parte), pero yo, hoy día, daría parte de mi vida simplemente por el hecho de poder conversar 1 hora con alguno de ellos (lamentablemente los 4 fallecieron hace bastantes años).

Así que no entra en mi cabeza como alguien que tiene esa bendita suerte puede comportarse de esa forma.

Entra rabia, pero sobre todo pena, mucha pena.

Saludos.

La gata Roma dijo...

Bueno, pues es tarde ya, se pasó el día, pero aún así, felicidades Abuelo batallitas. La verdad es que podías haber puesto una entrada o algo y así a esta Gata loca no se le habría olvidado… También me podías haber invitado a algo, pero bueno, el sábado ajustamos cuentas…
Kisses

Híspalis dijo...

Amigo Miguel, ¡cuánta razón tienes! es triste, muy triste hacia dónde avanzamos... yo no tengo abuelos, ni paternos ni maternos, pero soy un gran defensor de la familia y sobre todo de la figura del abuelo/a. Me encanta escuchar a las personas mayores, compartir con ellos muchos tiempo porque siempre aprendes cosas. Esta noticia que nos cuentas es espantosa, de pelos de punta... yo nunca podría hacer eso a mi padre ni a mi madre, a ellos les debo más que mi vida...

Aprovecho la oportunidad, con tu permiso amigo Miguel, para presentaros mi nuevo propósito en honor a mi abuelo, quiero lograr que pongan una calle con el nombre de mi abuelo en su pueblo querido, Higuera de la Sierra. Para ello, he comenzado en abrir un blog y presentar a mi abuelo... ya os contaré como va todo pues ya me he reunido hasta con el propio alcalde del pueblo. Disculpa esta intromisión, pero hablando del tema de los abuelos no he podido evitar acordarme de esto.

Un fuerte abrazo Miguel y espero que pases unas felices vacaciones junto a tu familia.

Híspalis dijo...

Se me olvidaba, el blog de mi abuelo:
www.pablosantoshiguera.blogspot.com

Herodes de la Bética dijo...

Pues a mí, es que no me extraña, porque ese mismo caso lo he vivido hace muy poquito.
Llegados a una edad, es preferible, mejor dicho, algunos prefieren "aparcar" aquello que no interesa por la posible molestia o incomodo que le puedan provocar. Creo que incluso a un perro, se le dan más oportunidades...
Un abrazo Miguel.

el aguaó dijo...

Felicidades atrasadas querido Miguel.

Un fuerte abrazo.

M. Andréu dijo...

Contestando, que es gerundio.

Antonio, no me extraña lo que dices de las ancianas. Si mal está abandonarlo en urgencia, peor aún es lo de la gasolinera.

Gata, si aparece en un informativo, es que no son casos aislados.

Muy aguda tu pregunta, Canina, muy aguda...

Antonio, pueden vivir porque la conciencia no les pesa, ya que no tienen.

Luz de Gas, yo al menos la de los perros aún no la he visto. Pero es bueno que salga la de los abuelos, para que la gente sepa que hay individuos/as de esa calaña.

La Cava, lo de la pensión no es extraño tampoco. Ojalá te escucharan los okupas... y sus piojos.

Sevillana, sé de sobra lo que cuentas y es algo que te honra. Pero seguro que la vida te recompensa con creces.

Aguaó, lo que cuentas es lo normal, de personas normales con una vida normalizada. Lo de esta gentuza es eso, de gentuza.

Efectivamente Nicodemo, debemos de mirar más a aquellos a los que tanto criticamos pero que nunca caerán en cosas como estas.

Du Guesclin, Dios le da pan a quien no tiene hambre...

Gata, en principio lo pasamos por alto, pero....

Gracias Híspalis, por toda la información.

Herodes, es difícil que a las personas les pueda "interesar" otras personas. Es difícil de digerir, claro.

Muchas gracias Aguaó. ¿Quién te lo ha dicho...?


A todos, gracias por vuestra participación.

sevillana dijo...

No me lo puedo creer,
¡¡¡¡¡ me olvidé de tu cumple !!!!!

Besitos

Luz de Gas dijo...

Felicidades Miguel

Herodes de la Bética dijo...

Y que cumplas muchos maaaaaaaaassssssssssss´.... Canto estilo Virginia OT, jejeje, o sea, fatallllllllllllllllll.