martes, 13 de enero de 2009

LA DI-PUTADA NEBRERA

Hasta a los de su propia casa les ha hecho saltar la señora di-putada Montserrat Nebrera, después de su “acertada” intervención sobre el acento de la Ministra de Fomento, la andaluza de nacimiento gaditano y circunscripción malagueña Magdalena Álvarez. Esta señora ha conseguido que por un instante, yo aplauda el gesto de Javier Arenas de no consentir semejante desaire hacia el habla de todos los que vivimos por aquí abajo.

Cierto es que desde el primer momento en que saltó la polémica, estuve completamente seguro -al igual que muchos de ustedes- que la señora di-putada Nebrera saldría con aquello de “no me han interpretado correctamente” o “el contexto es distinto”: vamos, que donde digo digo, he querido decir Diego. Lo políticamente correcto.

No sé, pero se me ha venido a la memoria algo que mi padre me ha contado en muchas ocasiones y que creo haber relatado ya en alguna ocasión en este blog. No por ello dejo de contarlo una vez más, porque la ocasión lo brinda.

El protagonista fue un actor catalán, con un cerrado acento de su tierra, en la interpretación de Don Juan Tenorio. Al pronunciar la famosa frase de la obra de Zorilla que dice aquello de “…llamé al cielo y no me oyó…”, un guasa -de los de la guasa sevillana- le dijo desde el gallinero: “Sí te oyeron, joputa, pero no te entendieron”. Todo el teatro, tras esa ocurrencia y como era lógico, se convirtió en una única carcajada.

Por eso, prefiero seguir entendiendo correctamente a aquellos que hablan y escriben para los que los entendemos de por aquí, entiéndase como ejemplo al Moe de Triana y que por supuesto él me entienda a mi, con su habla muy entendible para los que entendemos de verdad que nos quiere dar a entender. Dicho esto, entiéndanme, por tanto, que no me importa que la señora di-putada Nebrera -que entiendo que tiene una pinta de pija que tira de espaldas- no nos entienda a nosostros, mientras que yo siga -insisto- entendiendo lo que debo entender y entre otras cosas porque a mi no solo no me interesa entenderla, sino ni tan siquiera escucharla (y a ver quien pone de pie este “entendimiento”).

Los andaluces, para un buen número de españoles que residen en Cataluña, seguimos siendo de segunda división, algo así como la gente del pueblo, con la diferencia que aquí sabemos vivir mejor que allí.





Aunque ya lo dice la expresión popular “¡Qué lista son la gente de los pueblos!”



P.D.:
1.- Lamento los errores ortográficos que pueda tener el texto. Tengo un problema en el ordenador que me inserta un guión (-) en el sitio menos adecuado.
2.- Es curioso: el Word al escribir la palabra “Nebrera” me lo corrige automáticamente y me pone “Negrera”. Lo que son las cosas…

11 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Muy bien dicho, en el blog de la Negrera (a mi ordenador le pasa lo mismo) le están dando bien.

Saludos Sr. Andreu

Du Guesclin dijo...

Si mi abuela Juana opinara al respecto, seguramente diría una de sus frases mas recurrentes: "el que nace lechón muere cochino"; mi abuela Juana no tenía estudios, sabía leer y escribir de forma autodidacta y nunca fue a un colegio.

Pero eso si, mi abuela Juana tenía respeto por los demás. Y, por supuesto, acento andaluz. De Morón de la Frontera, casi ná.

Saludos.

Er Tato dijo...

Pues yo siento dar la nota, pero la reacción de Arenas, del PP, del PSOE,... me parece de un catetismo supino, una muestra más de la mediocridad intelectual de nuestros políticos. Mal gobierno y peor oposición. Que Dios nos coja confesados...

Vale que Nebrera no ha estado fina, pero estoy convencido de que lo que pretendía decir es lo que todos ya sabemos, que Magdalena Álvarez es una inepta, que no sabe expresarse ni mantener un discurso mínimamente coherente y sus balbuceos e inseguridad manifiesta cuando intenta explicar algo da vergüenza ajena. Lo del acento no es más que la anécdota con la que se quiere tapar la cuestión de fondo. Además, tengo la convicción personal de que no se refería al acento andaluz, sino a la forma de hablar y expresarse de la ministra.

Pensaba hacer una entrada en la taberna para decir esto mismo, pero ya que me das la oportunidad de discrepar, aprovecho tu casa para hacerlo y así le damos un poco de vidilla a esto ;-)

Un abrazo

Lacava dijo...

Lo de la señora ministra no es acento, es otra cosa.
Si fuese acento, la entendería yo. Pero ni la entiendo yo ni mis comadres del Corral de los suspiros.
Además, yo creo que lo de Magdalena no es nombre; sino lo que tiene metío en la boca.

Un abrazo, don Miguel.

El callejón de los negros dijo...

Sigue siendo muy fácil soltar barbaridades, ya seas ministra, diputada, alcalde o juez, y luego un 'rectifico pero os la habéis comido' y tan panchos.

Lamentable clase política, ¿es qué no hay uno coherente? claro que los hay pero duran poco y casi no se les ve.

Antonio

Zapateiro dijo...

Tato está claro que el mensaje que quería transmitir la señora culta catalana era el que dices pero, quizás, la que no sabe hablar sea ella y ha expresado su pensar de la forma más incorrecta posible.

Decir que falanito no sabe mantener un discurso coherente y que no sabe expresarse es bien sencillo, a mi entender. Decir que tiene un acento de chiste es otra cosa que deja de manifiesto la cultura y la clase que tiene esta pija.

Por lo visto, yo también soy un chiste porque tengo un acento entremezclado de Sevilla y Valverde que no te digo trigo.

Saludos.

Er Tato dijo...

¿Y entonces, amiga Zapateiro? Si está tan claro lo que quería decir y su pecado ha sido explicarse como el culo, cuestión en la que coincido contigo, ¿deben expulsarla del PP como pide Arenas? ¿Es una xenófoba como afirma el PSOE? Porque si debiera ser así ¿qué habría entonces que hacer con la ministra Álvarez, que a su carencia absoluta de cualidades oratorias y hasta lingüísticas, o a su chulería carente de respeto hacia los ciudadanos, hay que sumarle una ineptitud manifiesta para el cargo que desempeña?

Saludos

Er Tato dijo...

Y para muestra, un botón.

Zapateiro dijo...

Me parece un despropósito que compañeros suyos de partido pidan su expulsión por lo dicho, nunca me oirás decir lo contrario, querido Tato. Yo creo que el tema viene bien para armar revuelo y que una parte de la ciudadanía descargue estrés acumulado y punto.

Quizás lo peor de la señora ha sido no saber pedir perdón sin más.

No hay que darle mayor importancia, estamos de acuerdo amigo.

Un saludo.

La gata Roma dijo...

Magdalena Álvarez tiene innumerables defectos, y a esta mujer sólo se le ocurre decir eso… La gente se define sola y esta “señora” ha conseguido quedar intelectualmente por debajo de su oponente, y mira que el listón no estaba… Pero bueno, lo mejor es que cada vez que habla lo arregla más. Esa es la oposición que tenemos, la alternativa que este país necesita, gente que apaga los fuegos con gasolina…
Kisses pero con acento of course

Mer dijo...

Una cosa es la gestión de Magdalena Alvarez y otra como nos trata a los Andaluces la Montse (en catalan se dice así). Yo escuche en directo esta tertulia en A vivir que son dos dias, y despues de despotricar contra Magdalena con muy poca educación, la gente envio correos y llamadas para que se excusara con los andaluces, se le invitó a ello(la directora del programa, tambien Montserrat), y entonces lo hizo peor, y se metió con los cordobeses primero y con el resto después, fue increible la poca verguenza de que hizo gala. Luego en su blog, otra oportunidad perdida e incrementada la ninguna educación...y cada vez va la bola de nieve mas grande.
Por favor, lo de esta señora no tiene nombre, y no mezclemos las churras con las merinas.
Saludos