miércoles, 4 de febrero de 2009

MI AGENDA HOY

Llevo desde hace 15 años utilizando la misma agenda en el ordenador: la del paquete Lotus. En la misma anoto todos lo relacionado con mi trabajo. Cada mañana lo primero que hago es abrirla y saber qué tengo para el día, que hay pendiente, y así me pongo a funcionar. Lo cierto es que no podría vivir sin ella.

Junto con los asuntos laborales, también tengo en la misma toda mi agenda de contactos, que puede rondar sobre las 1.500 entradas: nombres y apellidos, teléfonos -fijos y móviles- correos electrónicos, direcciones, webs... en suma, anotaciones de todo tipo. No sé qué sería de mí si perdiera esto.

Como verán, puedo decirles qué hice cualquier día del año desde 1994 hasta el momento, sin prácticamente margen de error.

Pero, además de todo esto que se ciñe a lo estrictamente profesional, anoto en la misma asuntos de carácter personal de cierta importancia.

Hoy ha sido uno de esos días en lo que he realizado una anotación personal, en letra de mayor tamaño y negrita.

Hoy hemos conocido que el Centro de Adopciones de China ha dado luz verde a nuestro expediente. Ese era el último trámite que teníamos que pasar ante las autoridades de ese país.

Como comprenderán, el día a pesar de la lluvia caída, ha sido realmente luminoso para mi mujer y para mí. Ya lo tenemos todo aún más cerca. Tan sólo nos resta esperar un poco más para emprender el viaje de nuestra vida. Un viaje al que iremos dos y volveremos tres.

Era el trámite al que más temíamos. El chino de turno podía decir aquello de "le falta a usted un papel" o "este documento ha caducado" y hubiéramos tenido que volver a la casilla de salida, esa que se nos antoja ahora tan lejana en el tiempo. Esa de la que ya, a estas alturas, casi ni nos acordamos. Y sólo han pasado dos años. Quizás los más largos, pero todo en la vida tiene un principio y un fin. Y ahora estamos en el principio del final, de lo que será el grandioso, ilusionante y tan esperado final.

Nuestros teléfonos no han parado hoy, porque hemos querido compartir esto con muchas personas a las que queremos y de las que sabemos que se han alegrado tanto como nosotros. Uno casi me ha llorado de la emoción por el teléfono, no podía ser otro que su futuro padrino (sí, compadre, si la quieres hacer rociera, adelante, porque en tus manos estará mejor que en las de nadie...).

Ahora que he llegado del trabajo a casa, esperaba que algo más de tranquilidad reinara en nosotros, pero es el teléfono fijo el que está sonando a cada momento. Bueno, estas cosas son así y así queremos que sigan siendo. Nos quieren y eso es buena señal.

En nosotros dos hoy sólo resuena una frase:


YA QUEDA MENOS






PD.: Estamos en fechas de Concurso del Carnaval y llevo todo el día tararenado la misma copla (*), que acaba así:


No sé que me traerás
debajito de tu brazo:
si un premio de Carnaval,
si alegrías o calvarios.

Lo que traigas, llevaré;
lo que lleves, tomaré;
pero ¡bienvenida seas!
Yo te cuido, duermete:
a la ea, ea, ea.



(*) Antonio Martínez Ares. Comparsa "Los Piratas". 1998.

10 comentarios:

La gata Roma dijo...

Joooo bueno acabamos de hablar por teléfono, y ya te lo he dicho, ayer ví su cuerto, con las películas Disney, con los peluches, con esa lámpara que es un chupe, con tanto amor pegado en el papel de las paredes.
Decirte lo que me alegro es estúpido ya, sobradamente lo sabes, y el video que tengo que grabar para que se lo pongas en China y ella me vaya conociendo, y empiezo a pensar que si yo era difícil de dormir y contigo caía, no se te va a dar mal con tu nana carnavalesca…
Miles de kisses para los dos que hoy sois un poquito más tres.

sevillana dijo...

He entrado en tu blog como hago siempre que escribes alguna entrada y tal como la he leido me ha faltado tiempo para llamarte y que me contaras todo.
Ya os queda menos y pronto tendreis a vuestra hija y yo a mi nueva sobrinita, así que ya voy a poner en marcha mi hucha para comprarle todo lo que ella quiera.
Y si no te gusta, pues lo siento jajajaja
Muchos besitos

Er Tato dijo...

Pues qué quieres que te diga, amigo Miguel, si tú lo has dicho todo. Enhorabuena a los tres.

Un abrazo

P.S.: Precisamente ahora estoy viendo el resumen de Canal Sur. ¡Qué arte, pisha!

Dama dijo...

Bueno, ¿que te digo? que me alegro muchísimo, que es una gran noticia.

Por lo visto los carnavales nos gustan a muchos, yo ayer incluso me emocioné con una copla.
Me alegro por vosotros dos, y por ella, que va a conseguir que vuestro sueño se cumpla.

Un beso

El callejón de los negros dijo...

¡Felicidades a los tres! os quedan años y años que gozar juntos, años y años que llorar y reir con el 3x4, y tanto que contarle sobre las calles que pisamos y las miradas que buscamos.

Tengo un amigo que hace ya unos años terminó el mismo camino que ahora tu casi estás concluyendo (el final es el principio de lo verdaderamente importante) y puedo decirte que como a todos los que somos padres, les cambió la vida. Simplemente hay embarazos de nueves meses y otros de dos años.

Un abrazo
Antonio

Híspalis dijo...

¡Vaya noticia Miguel! ¡No sabes cuánto me alegran estas noticias! mi más sincera felicitación para ambos, que bonito tiene que ser contar los días de verdad...

Recibe un fuerte abrazo Miguel, ¡ole! ¡ole! y ¡ole!

FELICIDADES

NATURAL DE SEVILLA dijo...

¡no sabes como me alegro! Un beso para tí y tu mujer.

el aguaó dijo...

Voacé, mi querido Miguel, ya sabe lo que pienso.

Felicidades y enhorabuena, a tu estrella de la suerte y a vos mismo.

Un abrazo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ole Miguel, la primera vez que entro por tu casa y me encuentro con este motivo de alegría.
Que todo sea una horita corta a partir de ahora, ¡miarma! y pronto estéis por aquí los tres.
Mi agenda es más destartalá, desorganizá, pero ahora mismo apunto que tengo que seguir visitándote.
Un abrazo, suerte.

Moe de Triana dijo...

¡¡Bien Migué, me alegro taco miarma!!

Mi agenda es un cuaderno de acuadritos miarma, no veas que cutre...

Ya estamos en capilla carnavalesca.

Un saludasso.