jueves, 26 de marzo de 2009

HENARES: ¡A LOS CABLES!

Quiero hoy dedicarle desde esta humilde bitácora, unas líneas a Enrique Henares, que en algo más de 48 horas tendrá que enfrentarse a un toro con cuernos afilados (con perdón del respetable).

He seguido sus intervenciones en los medios de comunicación e incluso he tenido, junto con un grupo de amigos, un encuentro con él, en el que hablamos de muchas cosas, pero fundamentalmente sobre capataces y costaleros. Por ello, titulo esta entrada, para hacerla más actual, no con un ¡Al cielo con Ella! sino más bien con este otro que, dada la polémica de las catenarias del Metrocentro, encaja hasta mejor.

Pero a lo que vamos, a Enrique Henares, al Pregonero con mayúscula.

De la noche en la que compartimos mesa y mantel, hubo un par de respuestas a un par de preguntas que se me ha quedaron grabadas. Alguien le dijo “¿hermanos costaleros o costaleros profesionales?” y él respondió “Costaleros”. Otro preguntó por “devoción” y él contestó que sí, pero que además “afición”.

Estas respuestas me han hecho reflexionar mucho y casi le he encontrado sentido (no lógica) a muchas cosas, e incluso a muchos sinsentidos. Ya habrá tiempo de seguir pensando en ello.

Pero Henares, en contra de lo que pueda parecer, no se queda sólo en el mundo del costal. Me han llamado la atención respuestas que ha dado y que he leído en torno a las ya mencionadas catenarias, la tradicional polémica surgida (un año más) con la Hermandad de la Resurrección o solapadamente lanzar un dardo al pintor que quiso cobrar por la realización del cartel del Semana Santa. Henares, contra quienes piensan que esto va a ser un pregón para la gente del costal, creo que domina todos los palos. Y al decir palo no me refiero a la trabajadera, que también me consta que la domina.

De todo lo visto y oído, se lleva la palma la siguiente respuesta dejada en el encuentro digital en el que intervino en Diario de Sevilla, concretamente el pasado martes. Aún lo pueden leer en el digital de ese medio. Aquí dejo pregunta y respuesta transcritas literalmente, ya saben, el socorrido copiar y pegar:

Fernando Pérez: Enrique buenos días solo desearte la mayor de las suertes en este día, supongo que ya sabes el cariño y el aprecio y teniendo por seguro que tu pregón no pasará desapercibido, te traslado esta pregunta. ¿Qué no has dicho en el pregón y te hubiese gustado decir?. Un abrazo de corazón

Pues no he dicho en el pregón alguna que otra cosa que creo que molestaría a la Semana Santa oficial, y fundamentalmente que entiendo que en nuestras corporaciones ha habido un bajón intelectual y de clase y que es preciso recuperar lo perdido.

Menos paso quiero. Tela del telón, que cada uno opine lo que entienda que debe opinar o que calle lo que deba de callar.

Por todo esto y por más que no cuento, que se haría muy largo, creo que este hombre se va a mojar el domingo. Ojalá no me equivoque.

Hoy, desde aquí, quiero decirle a Enrique que recuerde la promesa hecha, aquella en la que me comprometí que el primer aplauso que premie su voluntad pregonera se lo enviaré a su familia. Sus hijos y su mujer también se lo merecen. Y por supuesto desearle toda la suerte del mundo, aunque sé que la suerte es para los que no saben de algo.

Por tanto, Enrique Henares no la va a necesitar. Le basta con su palabra.

Que ya es mucho.




Que Dios te bendiga, Pregonero.



P.D. para su hijo: Quique, creo que esto se lo debía a tu padre, aunque también me apetecía mucho escribirlo. Ya tendremos tiempo de comentar. Enhorabuena anticipada por la parte que te corresponde.



Foto: Gentileza de “El Correo de Andalucía”

6 comentarios:

Dama dijo...

Espero que cuando hable de la Amargura se me caigan dos lágrimas como dos peras de agua, como dice mi amigo Carre; espero que me sonria el alma llena de orgullo cuando hable de mi Hermandad, de mi Jueves Santo, de mi Santa Catalina, y espero que su hijo se suba al atril en el futuro, para regalarle la frase de los faldones que tanto le gusta.

Mucha suerte al Pregonero.

El callejón de los negros dijo...

Lo escucharé como siempre por la radio y quizás alguna incursión en la tele pero seguramente estaré en la calle, paseando, visitando Iglesias así que con al menos un casquito tendré una primera versión. Espero que en un momento dado me deje quieto transportándome con las nubes a un momento concreto de la Semana Santa.

Y no espero que hable de ninguna cofradía en concreto... quiero que hable de Sevilla... de una Sevilla que yo pueda reconocer.

Respecto a su respuesta en el Diario, chapeau y además diciéndolo ahí en una 'entrevista' y no manchando el pregón.

Antonio

P.D. 'Oído Sevilla'

Híspalis dijo...

"Cada pregón tiene su estilo" me dijo el pregonero en una reciente entrevista que le realicé. Pues eso, si es de su estilo... será un pregón para enmarcar. no cabe la menor duda. Para mi ya tiene mi aplauso.

Un abrazo Miguel.

Paços de Audiência dijo...

Que haya suerte, y mejor dejar ciertas polémicas para otros foros, porque si nos pusiésemos a hablar seriamente sobre todos los males de la Semana Santa, no acabaríamos.

Du Guesclin dijo...

Completamente de acuerdo Miguel, no creo que Henares necesite tener suerte mañana, simplemente, por lo que pude conocer de él ese inolvidable viernes de "El Refugio", con su palabra le basta para hacer un gran pregón.

Y por supuesto, totalmente de acuerdo con Antonio, cada cosa tiene su sitio. Lo demás sobra.

Un abrazo!

pregonero_de_sevilla dijo...

Y vaya si se mojó....

Gracias, Miguel, una vez más.

Un fuerte abrazo.